Productos y Servicios Médicos, S.A. (PROSEMED) fue fundada en Julio de 2000 por José Fernando de Gracia, iniciando la empresa con su esposa, con apenas un fax y un escritorio instalados en la recámara principal de su casa. A los dos meses, aunque la oficina principal aún permanecía en la residencia, se alquiló una pequeña bodega de apenas 32 metros cuadrados, para los primeros productos que fueron importados.

La estrategia inicial de PROSEMED fue concentrarse en tres imperativos básicos: Ubicar productos de calidad comprobada, que por su volumen de compra, se pudieran adquirir a costos competitivos; una estructura organizacional reducida que no comprometiera el flujo de caja inicial de la empresa y; como consecuencia de este segundo punto, una constante búsqueda de distribuidores, en su gran mayoría, pequeños empresarios que con el servicio, precio y calidad ofrecidos, convertían a PROSEMED como la mejor alternativa de negocios.

Con una visión de mercados abiertos, PROSEMED decide lanzarse al mundo, con la finalidad de crear una marca de renombre que pudiera ser identificada en cualquier lugar. En el 2003, se inicia el registro de la marca LORD, que a su vez, tiene su propia historia y razón de ser, con la cual inicia la transformación y migración de marca de sus más de 200 productos en un proceso paulatino pero seguro. Estableciendo una alianza estratégica con la gran mayoría de sus fábricas, éstas deciden apoyar a la empresa, en elaborar productos con la marca LORD bajo los más altos estándares y criterios de calidad exigidos por las certificaciones ISO 9002 y CE, ya adquiridas y registradas por dichos proveedores.

En el año 2004, con la gran mayoría de sus productos bajo esta nueva marca y, aunado a una coyuntural estrategia de diversificación del riesgo-país, PROSEMED realiza sus primeras exportaciones, logrando colocar parte su línea de productos en tres países del litoral Caribeño y Centroamericano. Adicionalmente, decide introducir líneas de alto nivel de especialización, bajo el soporte de empresas innovadoras en sus respectivas áreas, en donde, en su gran mayoría, la competencia no existe o es prácticamente nula.

Las expectativas para los próximos 5 años contemplan la consolidación de su posición de liderazgo en Panamá, en lo concerniente a productos de alta especialización, únicos en su clase; al continuo incremento de la variedad y volúmenes de su línea de productos descartables, y; desarrollar una estrategia de exportación que permita colocar sus líneas en el resto del Caribe, Centroamérica y en el cono norte de Sudamérica, en función a la posición geográfica de Panamá, con el fin de brindar el mejor servicio a clientes del Hemisferio Occidental que demanden un soporte logístico y de servicio orientado a la excelencia exigida en la competitiva industria de la salud.